CARTA DE UN SEÑOR EXTREMEÑO (No tiene desperdicio. Vale la pena leerla toda)


Señor Vara,  no quiera arreglarlo ahora.
Lo que dijo estaba muy  claro, a pesar del lenguaje figurado. Claro, pero  errado:
Los  emigrantes tuvimos que salir de Extremadura por unos motivos que no sé  por qué le da miedo mencionar: la tierra, lo único que había, o casi,  estaba en manos de unos señoritos a quienes Franco acababa de salvar de  la reforma agraria.
El resto era naturalmente  muy precario, pues todo acababa dependiendo del campo. El éxodo hacia  las regiones industriales no le hizo ninguna gracia al sistema, porque  dejaba a los señoritos sin mano de obra que esclavizar, y de hecho se  arruinaron por eso.
Esos son los responsables de  nuestra emigración, y si usted no los menciona ahora, será quizá porque  sus hijos y nietos todavía siguen por ahí y son quizá potenciales  votantes, o porque son sus antiguos correligionarios de cuando militaba  en AP y con quienes todavía se tiene que tomar cañas por  Mérida.

Los que  tuvimos que salir de Extremadura encontramos trabajo y explotación  capitalista, sí, pero también la posibilidad de progresar en la vida de  un modo que se nos había negado desde el nacimiento: pudimos estudiar,  comprar casas y levantar negocios.
Si con eso hicimos progresar  a otra tierra, bendito progreso sea ese.
No fuimos “sustraídos” por  nadie, y no tenemos que ser devueltos a nadie: ni nosotros ni nuestro  esfuerzo.
Fuimos expulsados de  Extremadura por unas  circunstancias invivibles, y sé de muchos que no han vuelto ni de  vacaciones porque el día que salieron se sacudieron de los zapatos el  polvo, queriendo dejar atrás la miseria y la  humillación.
Usted no puede entender eso  porque es hijo de un juez y desde la cuna estaba destinado a ser  “estudiao” y ser de los de arriba, lo cual me parece maravilloso, pero  eso le impide hablar con autoridad del currante que recaló en Sabadell o  en Alcoy hace medio siglo.

No nos  representa. No intente representarnos.

Y deje ya  de machacar la chorrada demagógica, oída en Radio Macuto, de las míticas  macro inversiones franquistas en Cataluña.
No le interesa a usted la  historia? Pues debería interesarse más, porque es ciencia auxiliar de la  política. Si se asoma a cualquier manual verá que en Cataluña hubo  revolución industrial (cruda e injusta laboralmente, como fue en todas  partes) en el siglo XIX, no a partir de 1940.
Cuando en Extremadura  los señoritos seguían durmiendo la siesta y rezando el rosario mientras  la moza les iba a buscar agua a la fuente con el cántaro, en Barcelona  los capitalistas montaban hilaturas.
Eso era así antes de que  Franco naciera. Y mientras el primer ferrocarril de la península lo  montaban accionistas catalanes entre Barcelona y Mataró para llevar  gente y mercancías y desarrollar industrialmente el Maresme, (1848), el  segundo sería Madrid-Aranjuez, construido por el gobierno central para  que Su Majestad Isabel II pudiera ir a refrescarse la potra en sus  jardines junto al Tajo.

Venga ya y  no nos dé más la vara.
Su visible anti catalanismo,  que le lleva a buscar hasta con Monago un plan de acción común contra la  secesión de Cataluña, es tan dañino como patético: dañino porque planta  la semilla de la disensión entre los emigrantes y nuestro nuevo hogar,  donde hemos hecho la vida que Extremadura nos negó, donde tenemos  hermanos, hijos y nietos que han de seguir viviendo allí entre y con los  “nativos”.
No necesitamos que venga  nadie de nuestra madre-patria-chica a agitar el ambiente ni a crear  enemistades ni a servir de intermediario.
Si le interesara más la  historia, se acordaría de que así empezaron los tiros en Yugoslavia, y  se daría cuenta de que es sumamente irresponsable que un político diga  las cosas que se dicen y adopte las actitudes que se están  adoptando.
Como su correligionario  Bono, que lanzó el otro día aquella perla de que preferiría morirse  antes que ver España deshecha. ? Habrase  visto???
Pero qué se le da a un  manchego o a un extremeño que los catalanes hagan de su capa un sayo?  Ocúpense del buen gobierno de sus regiones y dejen a los demás  tranquilos.

Y es  patético porque de momento ya ha logrado destacar lo que no le conviene  destacar.
Dice que la emigración es  cosa de hace 30 o 40 años. Es muy anterior: la mayor parte llevamos  medio siglo fuera. Treinta años son los que hace desde que Ibarra  accedió al poder, y hasta que les desbancaron en 2011 no habían  conseguido ustedes hacer nada aparte de agitar la bandera del  victimismo, y sobre todo (importantísima labor) sustituir a los  arruinados señoritos del latifundio con otra casta de chupópteros de  nuevo cuño, un caciquismo con otro.
Los extremeños de fuera nos  hemos quedado necesariamente fuera, tres décadas más. A qué podíamos  volver? Qué va a hacer usted con esos 150.000 que reclama, más sus hijos  y nietos? Y si de lo que habla es del potencial laboral, nos va a dar  trabajo a todos? O es que nos quiere como estadísticas de parados para  reclamar más PER

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s